Ordenó un vestido por Internet. Lo que recibió fue demasiado pequeño y prácticamente transparente

La clásica historia de que lo que promete la página web, termina sin tener mucho que ver con la realidad.

Puede que Internet sea un gran lugar para realizar compras. Los precios a veces son mucho más convenientes y podemos encontrar productos que de otra manera no veríamos por ningún lugar en la vida real. Pero a veces, el Internet puede llegar a decepcionarnos mucho.

@jodie17howard

Eso le ocurrió a Jodie Howard. La estudiante, originaria de Dublín, Irlanda, encargó un vestido verde por Internet. Esperando la prenda que la haría destacar en un evento que tendría pronto, se encontró con algo que no tenía nada que ver con lo que le prometieron.

@jodie17howard

El vestido era increíblemente ajustado, al punto de que apenas cabía en el cuerpo de una mujer adulta. Pero esto no era todo: lo ajustado hacía que la tela se expandiera, volviéndose prácticamente transparente. Jodie no estaba nada contenta.

@jodie17howard

Desgraciadamente, el lugar de donde lo encargó resultó ser bastante fraudulento, por lo que no se hicieron responsables. Pero Jodie no se complicó: envés de aproblemarse, se lo tomo con bueno humor irlandés (y quizás una que otra Guinness)